Organízate con las colecciones Guarda y clasifica el contenido según tus preferencias.

Políticas de spam de la Búsqueda web de Google

Nuestras políticas de spam ayudan a proteger a los usuarios y a mejorar la calidad de los resultados de búsqueda. Para que un contenido (páginas web, imágenes, vídeos, contenido de noticias u otro material que Google encuentre en la Web) pueda aparecer en los resultados de búsqueda web de Google, debe cumplir las políticas generales de la Búsqueda de Google y las políticas de spam que se indican en esta página. Estas políticas se aplican a todos los resultados de búsqueda web, incluidos los de las propiedades de Google.

Detectamos contenido y comportamientos que infringen nuestras políticas a través de sistemas automatizados y, si es necesario, hacemos una revisión humana que puede dar lugar a una acción manual. Los sitios que infringen nuestras políticas pueden obtener un posicionamiento más bajo en los resultados o dejar de aparecer en ellos.

Si crees que un sitio infringe las políticas de spam de Google, comunícanoslo enviando una denuncia de usuario de calidad de la búsqueda. Nos centramos en desarrollar soluciones escalables y automatizadas a los problemas, y utilizaremos estas denuncias para seguir mejorando nuestros sistemas de detección de spam.

Nuestras políticas abarcan formas habituales de spam, pero Google puede tomar medidas contra cualquier tipo de spam que detecte.

Encubrimiento

El encubrimiento hace referencia a la práctica de mostrar un contenido distinto a los usuarios y a los buscadores para manipular el posicionamiento en la búsqueda y engañar a los usuarios. Estos son algunos ejemplos de encubrimiento:

  • Mostrar una página sobre destinos de viaje a los buscadores y una página sobre fármacos con descuento a los usuarios
  • Insertar texto o palabras clave en una página solo cuando el user-agent que solicita la página es un buscador y no un usuario

Si tu sitio incluye tecnologías a las que los buscadores no pueden acceder, como JavaScript o imágenes, consulta nuestras recomendaciones para que tanto los buscadores como los usuarios puedan acceder al contenido sin encubrimiento.

Si un hacker piratea un sitio, es bastante habitual que emplee esta práctica para que al propietario del sitio le cueste más detectarlo. Consulta más información sobre cómo corregir sitios pirateados y evitar que los pirateen.

Si gestionas un muro de pago o un mecanismo de protección de contenido, no consideramos que se trate de encubrimiento si Google puede ver el contenido completo que hay detrás del muro de pago, al igual que haría cualquier usuario con acceso al material restringido, y si sigues nuestras directrices generales sobre las muestras flexibles.

Páginas puerta

Las páginas puerta son sitios o páginas que se crean para que aparezcan como respuesta a consultas de búsqueda similares y específicas. Dirigen a los usuarios a páginas intermedias que no son tan útiles como el destino final. Estos son algunos ejemplos de páginas puerta:

  • Tener varios sitios web con ligeras variaciones en la URL y en la página principal para maximizar la cobertura de cualquier consulta concreta
  • Tener varias páginas o nombres de dominio orientados a regiones o ciudades específicas que canalizan usuarios a una página
  • Páginas generadas para canalizar visitantes a la parte realmente útil o relevante del sitio
  • Páginas considerablemente similares que obedecen más a resultados de búsqueda que a una jerarquía claramente definida en la que se pueda buscar

Contenido pirateado

El contenido pirateado (o hacking) es contenido que se coloca en tu sitio sin tu permiso porque se ha vulnerado su seguridad. El contenido pirateado da resultados de búsqueda insuficientes a nuestros usuarios y puede instalar contenido malicioso en sus equipos. Estos son algunos ejemplos de hacking:

  • Inyección de código: cuando los hackers obtienen acceso a tu sitio web, pueden intentar inyectar código malicioso en las páginas de tu sitio. Por lo general, suele tratarse de JavaScript malicioso que se inyecta directamente en el código del sitio o en iframes.
  • Inyección de páginas: a veces, si hay algún fallo de seguridad, los hackers pueden añadir a tu sitio páginas nuevas con contenido engañoso o malicioso. El objetivo de estas páginas suele ser manipular los buscadores o intentar una operación de phishing. Es posible que no veas ningún indicio de que te hayan pirateado alguna página; no obstante, estas páginas nuevas pueden dañar a tus visitantes o perjudicar tu posicionamiento en los resultados de búsqueda.
  • Inyección de contenido: los hackers también pueden manipular sutilmente las páginas de tu sitio. Su objetivo es añadir contenido que ni tú ni tus usuarios podéis ver, pero que sí detectan los buscadores. Para conseguirlo, pueden incluir enlaces o texto ocultos en páginas mediante CSS o HTML, o bien usar técnicas más complejas, como el encubrimiento.
  • Redirecciones: los hackers pueden inyectar código malicioso en tu sitio web para redirigir a algunos de tus usuarios a páginas dañinas o con contenido engañoso. El tipo de redirección que utilicen puede depender de la URL referente, del user-agent o del dispositivo. Por ejemplo, es posible que se te redirija a una página sospechosa al hacer clic en una URL de los resultados de la Búsqueda de Google, pero no si accedes a esa misma URL directamente desde un navegador.

Consulta nuestros consejos sobre cómo corregir sitios pirateados y evitar que los pirateen.

El texto o los enlaces ocultos consisten en colocar contenido en una página para manipular los buscadores, pero de forma que los visitantes no puedan verlo fácilmente. Ejemplos de texto o enlaces ocultos que infringen nuestras políticas:

  • Usar texto blanco con fondo blanco
  • Ocultar texto detrás de una imagen
  • Usar CSS para incluir texto fuera de la pantalla
  • Seleccionar el valor 0 como tamaño de fuente u opacidad
  • Ocultar un enlace incluyendo un hipervínculo en solo un carácter (por ejemplo, en una coma en mitad de un párrafo)

Hay muchos elementos de diseño web que muestran y ocultan contenido de forma dinámica para mejorar la experiencia de usuario. Estos elementos no infringen nuestras políticas:

  • Contenido en forma de acordeón o en pestañas que permite ocultar o mostrar contenido adicional
  • Diapositivas o controles deslizantes que cambian entre varias imágenes o párrafos de texto
  • Descripción emergente o texto similar que muestra contenido adicional cuando los usuarios interactúan con un elemento
  • Texto al que solo se puede acceder con lectores de pantalla y cuyo objetivo es mejorar la experiencia de los usuarios de lectores de pantalla

Exceso de palabras clave

El exceso de palabras clave hace referencia a la práctica de llenar una página web con palabras clave o números para intentar manipular su posicionamiento en los resultados de la Búsqueda de Google. Estas palabras clave suelen aparecer en listas, en grupo o fuera de contexto, no en un texto redactado de forma natural. A continuación te presentamos algunos ejemplos de exceso de palabras clave:

  • Listados de números de teléfono sin un valor añadido sustancial.
  • Bloques de texto que enumeran las ciudades y países en las que una página web intenta obtener un buen posicionamiento.
  • Repetir las mismas palabras o frases con tanta frecuencia que no suene natural. Por ejemplo:
    Crédito de la tienda de aplicaciones ilimitado. Hay muchos sitios que afirman ofrecer crédito de la tienda de aplicaciones por 0 €, pero son falsos y engañan a los usuarios que buscan crédito de la tienda de aplicaciones ilimitado. Puedes obtener crédito ilimitado para la tienda de aplicaciones en este sitio web. Visita nuestra página de crédito de la tienda de aplicaciones ilimitado y consíguelo hoy mismo.

Google utiliza los enlaces como factor importante para determinar la relevancia de las páginas web. Cualquier enlace que se utilice para manipular el posicionamiento en los resultados de la Búsqueda de Google se considerará spam de enlaces. En esa definición se incluyen los comportamientos que manipulan tanto los enlaces que dirigen a tu sitio como los que proceden de él. Estos son algunos ejemplos de spam de enlaces:

  • Comprar o vender enlaces con fines de posicionamiento. Por ejemplo:
    • El intercambio de dinero por enlaces o por publicaciones que contengan enlaces
    • El intercambio de productos o servicios por enlaces
    • El envío productos a usuarios a cambio de que escriban sobre ellos e incluyan un enlace
  • El exceso de intercambio de enlaces ("enlaza con mi sitio y yo enlazaré con el tuyo") o de páginas de socios por el mero hecho de intercambiar enlaces
  • El uso de programas o servicios automáticos para crear enlaces que lleven a tu sitio
  • La obligación de incluir enlaces como parte de los términos del servicio, de contratos o de acuerdos similares sin permitir que un propietario de contenido de terceros pueda calificar el enlace de salida, si quiere
  • Anuncios de texto o enlaces de texto que no bloquean el crédito de posicionamiento
  • Anuncios editoriales o publicidad nativa en los que se recibe un pago por artículos que incluyen enlaces que contribuyen a mejorar el posicionamiento o enlaces con el texto de enlace optimizado en artículos, publicaciones de invitados o notas de prensa distribuidas en otros sitios. Por ejemplo:
    Hay muchos anillos de boda en el mercado. Si quieres celebrar una boda, tendrás que elegir el mejor anillo, además de comprar flores y el vestido de novia.
  • Enlaces a sitios de marcadores o directorios de poca calidad
  • Enlaces llenos de palabras clave, ocultos o de baja calidad insertados en widgets que se distribuyen en varios sitios
  • Enlaces distribuidos en pies de página o plantillas de varios sitios
  • Comentarios de foros que incluyen enlaces optimizados en la publicación o en la firma. Por ejemplo:
    ¡Gracias por la información!
    - Pablo
    pizza casa pablo pizzas en san diego mejor pizza de san diego

Google entiende que la compra y la venta de enlaces son actividades económicas normales en la Web si se realizan con fines publicitarios y de patrocinio. No se considera una infracción de nuestras políticas tener estos enlaces siempre que estén calificados con un valor de atributo rel="nofollow" o rel="sponsored" en la etiqueta <a>.

Tráfico generado automáticamente

El tráfico generado automáticamente consume recursos e interfiere con nuestra capacidad para ofrecer un mejor servicio a los usuarios. Estos son algunos ejemplos de tráfico automatizado:

  • Envío de consultas automáticas a Google
  • Raspado de datos de los resultados para comprobar el posicionamiento u otros tipos de acceso automatizado a la Búsqueda de Google sin permiso explícito

Estas actividades infringen nuestras políticas de spam y los Términos del Servicio de Google.

Malware y comportamientos maliciosos

Google analiza los sitios web para detectar si tienen malware o software no deseado que afecte negativamente a la experiencia de usuario.

Malware es cualquier software o aplicación móvil que se haya diseñado específicamente para perjudicar a los usuarios o dañar los ordenadores, los dispositivos móviles o el software que se ejecute en ellos. Este tipo de software realiza acciones maliciosas, como instalar programas dañinos (por ejemplo, virus) o software sin el consentimiento de los usuarios. A veces, los propietarios de sitios no se dan cuenta de que sus archivos descargables se consideran malware, por lo que quizá alojen esos binarios sin saberlo.

El software no deseado son archivos ejecutables o aplicaciones móviles que se comportan de manera engañosa o inesperada, o que perjudican de otro modo a los usuarios cuando navegan o utilizan sus dispositivos. Por ejemplo, software que provoca cambios en la página principal o en otros ajustes del navegador sin que lo solicites, o aplicaciones que filtran información personal o privada sin avisarte.

Los propietarios de sitios deben asegurarse de que no infringen la Política de Software No Deseado y de seguir nuestras directrices.

Funciones engañosas

Los propietarios de sitios deben crear sitios web con contenido de alta calidad y funciones útiles que beneficien a los usuarios. Sin embargo, algunos propietarios de sitios intentan manipular el posicionamiento de los resultados de búsqueda creando intencionadamente funciones y servicios que engañan a los usuarios para que piensen que podrán acceder a determinados contenidos o servicios, cuando en realidad no es así. Ejemplos de funciones engañosas:

  • Un sitio con un generador falso que afirma ofrecer crédito de la tienda de aplicaciones, pero no lo hace realmente
  • Un sitio que afirma ofrecer determinadas funciones (por ejemplo, combinación de PDFs, temporizador de cuenta atrás o un servicio de diccionario online), pero que dirige a los usuarios de forma intencionada a publicidad engañosa en lugar de proporcionar los servicios mencionados.

Contenido copiado

Algunos propietarios de sitios basan sus sitios en contenido extraído (copiado) de otros sitios, que suelen ser más fiables. El contenido copiado, aunque provenga de fuentes de alta calidad, no proporciona valor añadido a los usuarios si no se incluyen servicios útiles adicionales o contenido propio de tu sitio. También puede suponer una infracción de derechos de autor. Además, se puede disminuir el posicionamiento de un sitio si se ha recibido un número significativo de solicitudes válidas de retirada por motivos legales. Ejemplos de contenido copiado de forma abusiva:

  • Sitios que copian y vuelven a publicar contenido procedente de otros sitios sin aportar contenido original ni valor añadido, ni siquiera citar la fuente del contenido original
  • Sitios que copian contenido de otros sitios, lo modifican ligeramente (por ejemplo, sustituyen sinónimos o usan técnicas automáticas) y lo vuelven a publicar
  • Sitios que reproducen feeds de contenido de otros sitios sin proporcionar ningún tipo de beneficio único al usuario
  • Sitios dedicados a insertar o compilar contenido, como vídeos, imágenes u otros contenidos multimedia, de otros sitios, sin aportar un valor añadido significativo al usuario

Redirecciones engañosas

Una redirección es el acto de enviar a un visitante a una URL distinta de la que ha solicitado inicialmente. La redirección engañosa lo hace de forma malintencionada para mostrar a los usuarios y a los buscadores un contenido diferente o para mostrar a los usuarios contenido inesperado que no se ajuste a sus necesidades originales. Estos son algunos ejemplos de redirecciones engañosas:

  • Mostrar a los buscadores un tipo de contenido mientras se redirige a los usuarios a algo bastante diferente
  • Mostrar a los usuarios de ordenadores una página normal y redirigir a los usuarios de dispositivos móviles a un dominio de spam totalmente distinto

Aunque la redirección engañosa es un tipo de spam, hay muchos motivos legítimos distintos al spam para redirigir una URL a otra. Estos son algunos ejemplos de redirecciones legítimas:

  • Trasladar tu sitio a otra dirección
  • Combinar varias páginas en una
  • Redirigir a los usuarios a una página interna cuando inician sesión

A la hora de examinar si una redirección es engañosa, plantéate si la redirección se ha diseñado para engañar a los usuarios o a los buscadores. Consulta más información sobre cómo utilizar redirecciones de forma adecuada en tu sitio.

Contenido engañoso generado automáticamente

El contenido engañoso generado automáticamente es aquel que se crea mediante programas informáticos sin aportar nada original ni añadir suficiente valor. Su finalidad principal no es ayudar a los usuarios, sino manipular el posicionamiento de los resultados de búsqueda. Estos son algunos ejemplos de contenido engañoso generado automáticamente:

  • Texto que no tiene sentido al leerlo pero que contiene palabras clave de búsqueda
  • Texto traducido por una herramienta automática que se haya publicado sin revisión ni edición humanas
  • Texto generado mediante procesos automatizados sin tener en cuenta la calidad ni la experiencia de usuario
  • Texto generado a partir de sinónimos automáticos, paráfrasis o técnicas de ofuscación
  • Texto generado a partir del raspado de datos de feeds o resultados de búsqueda
  • Texto generado mediante la combinación de contenido de varias páginas web sin suficiente valor añadido

Si alojas este tipo de contenido en tu sitio, puedes usar estos métodos para excluirlo de la Búsqueda.

Páginas de enlaces afiliados sin valor

Las páginas de enlaces afiliados sin valor son páginas con enlaces afiliados a productos en las que aparecen copiadas las descripciones de los productos y las reseñas del vendedor original, sin ningún tipo de contenido original ni valor añadido.

Las páginas de enlaces afiliados se pueden considerar sin valor si forman parte de un programa que distribuye su contenido por una red de afiliados sin ofrecer valor adicional. Estos sitios suelen mostrarse como sitios modelo o plantillas de contenido similar o idéntico de un mismo sitio o de varios dominios o idiomas. Cuando una página de resultados de la Búsqueda devuelve varios de estos sitios, todos con el mismo contenido, las páginas de enlaces afiliados sin valor generan una experiencia de usuario frustrante.

No todos los sitios que participan en programas de afiliados se consideran afiliados sin valor. Los sitios de afiliados que aportan buenos resultados ofrecen valor añadido mediante contenido o funciones útiles. Algunos ejemplos de páginas de afiliados adecuadas son las que ofrecen información adicional sobre los precios, reseñas de productos originales, pruebas y valoraciones rigurosas, navegación por productos o categorías y comparaciones de productos.

Spam generado por usuarios

El spam generado por usuarios es contenido engañoso que los usuarios añaden a un sitio a través de un canal en el que pueden generar contenido. A menudo, los propietarios de sitios no son conscientes de este contenido con spam. Estos son algunos ejemplos de spam generado por usuarios:

  • Cuentas fraudulentas en servicios de alojamiento en los que puede registrarse cualquier persona
  • Publicaciones con spam en conversaciones de foros
  • Comentarios spam en un blog
  • Archivos con contenido inadecuado que se suben a plataformas de alojamiento de archivos

Consulta nuestros consejos para evitar el uso inadecuado de las secciones públicas de tu sitio. Consulta nuestros consejos sobre cómo corregir sitios pirateados y evitar que los pirateen.

Otros comportamientos que pueden provocar una disminución de las posiciones o una retirada

Cuando recibimos un gran volumen de solicitudes de retirada por infracción de derechos de autor válidas relacionadas con un sitio concreto, podemos usar este hecho como indicador de calidad y disminuir el posicionamiento de otros contenidos del sitio en nuestros resultados. De esta forma, si hay otro contenido infractor, es menos probable que los usuarios encuentren ese en vez del contenido original. Aplicamos señales de disminución de nivel similares a otras clases de reclamaciones, incluidas las relativas a productos falsificados y a retiradas por resolución judicial.

Retiradas por acoso online

Google tiene políticas que permiten la retirada de determinados tipos de contenido que infringen nuestras políticas sobre información personal, como imágenes explícitas no consentidas, contenido de doxxing o contenido alojado en sitios con prácticas abusivas de retirada de contenido.

Si procesamos un gran volumen de estas retiradas de contenido en relación con un sitio determinado, las utilizaremos como indicador de calidad y disminuiremos el posicionamiento de otros contenidos del sitio en nuestros resultados de búsqueda. También comprobamos si el mismo patrón de comportamiento se repite en otros sitios en relación con nombres de personas y, en ese caso, aplicamos una disminución de nivel al contenido de esos sitios.

Una vez que alguien haya solicitado la retirada de un sitio que exhibe prácticas abusivas, aplicaremos automáticamente protecciones de posicionamiento para impedir que aparezca contenido de otros sitios de baja calidad similares en los resultados de la Búsqueda de Google al buscar nombres de personas.

Estafa y fraude

Hay estafas y fraudes de muchas formas, entre las que se incluyen suplantar la identidad de una empresa o un servicio oficiales mediante sitios falsos, mostrar intencionadamente información falsa sobre una empresa o un servicio, o atraer a los usuarios a un sitio con pretextos falsos. Con la ayuda de sistemas automatizados, Google intenta identificar las páginas que incluyen contenido fraudulento y, por tanto, evitar que aparezcan en los resultados de la Búsqueda de Google. Estos son algunos ejemplos de estafas y fraudes online:

  • Suplantar la identidad de una empresa o un proveedor de servicios conocidos para engañar a los usuarios de forma que paguen al sitio fraudulento por error
  • Crear sitios engañosos que simulan ofrecer un servicio de asistencia oficial en nombre de una empresa legítima o que proporcionan información de contacto falsa de dicha empresa